Gastronomía en el Norte Argentino: un paseo obligado

Ir al norte argentino es apreciar sus paisajes, sus rincones. Pero también disfrutarlo desde el sabor. Por eso te traemos un un recorrido más que tentador

Es una de las cocinas más ricas del país, y siempre que la gente va hasta estas latitudes una de las cosas que más disfruta es el buen comer. Es que se siguen manteniendo ingredientes y tradiciones anteriores a la conquista española. Y en todas las provincias de la región se siguen manteniendo las recetas a base de maíz, poroto, papa y ají, pese a que los establecimientos gourmet se han instalado con propuestas novedosas, sobre todo, en las nuevas bodegas salteñas.

Estos ingredientes unidos a la harina, el zapallo, un poco de carne y todo tipo de especias un tanto picantes, dan forma a los platos más típicos y consumidos en esta región.

Empanadas

Las preferidas son las de carne cortadas a cuchillo, mezcladas con huevo, cebolla de verdeo, papa y pimentón. Estas empanadas son famosas porque hay que comerlas “con las piernas abiertas”, ya que su jugo es la principal amenaza para la ropa. Pero también el toque distintivo, ayudado de la salsa picante que se le pone, como es el caso de las empanadas salteñas.

Carnes

Entre las carnes que se utilizan está la de llama, natural de la región andina. Junto al guanaco y la vicuña componen un grupo de animales autóctonos, cuya carnes se preparan con el método del salado y secado denominado charqui.

Locro, tamales, humitas


No hay nada más tentador que el locro. Esto que, por si alguien no lo conoce, es un preparado tradicional basado en maíz o trigo con trozos de carne y embutidos. Al servir se le agrega otra salsa picante hecha de cebolla, tomates, pimentón y ajíes. También están los tamales y la humita que son cocidos de maíz con cebolla, pimientos, tomátes y especias conformando una pasta que se cocina envuelta en chala (la hoja que cubre el choclo). Y la verdad, no hay nada más rico que esto.

Bebidas y vinos

Los vinos de esta región están producidos bajo antiguas técnicas artesanales, por lo que aportan su importante parte en la gastronomía local. Tanto que existe un vino originario de estas tierras, el torrontés. Exquisito vino blanco de aromas frutales producto de las tierras y clima de altura. Como si esto fuera poco, también es famosa la especie de cerveza regional artesanal denominada aloja. Se aprovecha el cultivo de caña de azúcar para su elaboración, otro derivado es el aguardiente de caña. Se le atribuye propiedades preventivas de la gripe y otras afecciones.

Postre y media tarde

En esta zona el postre característico es el quesillo de cabra con miel, pero el dulce de batata y de membrillo nunca faltan. Uno de los postres más ricos es el arrope de chañar o de tuna. Pastelitos, alfajores, turrones y dulce de cayote completan una lista, para chuparse los dedos.

Entradas relacionadas

Dejanos tu comentario