Una vuelta por Villa de Merlo

Una vuelta por Villa de Merlo

En San Luis existe una villa serrana ideal para visitar durante todo el año, especialmente en invierno para así disfrutar de su clima relajándose frente al calor de un hogar, y contemplando un hermoso paisaje natural. Se trata de Villa de Merlo.

Dar una vuelta por Villa de Merlo es descubrir un lugar especial con bellos paisajes y el tercer microclima del mundo, características que lo convierten, sin lugar a dudas, en un destino imperdible para los amantes de la naturaleza dentro del circuito sanluiseño.

Para comenzar el recorrido, nada mejor que realizar un tour por el centro de la ciudad. Su casco fundacional se encuentra conformado por la plazoleta Marqués de Sobremonte y la capilla Nuestra Señora del Rosario, de inicios del siglo XVIII, recreando la parte histórica del lugar. La conocida Avenida del Sol, cuenta con una gran variedad y opciones de locales comerciales tanto para disfrutar durante el día, así también como en la noche. Además de diferentes espacios para poder degustar delicias gastronómicas como parrillas y alfajores artesanales.

Fuera de la ciudad y urbanización, el abanico de opciones y actividades para hacer y disfrutar es amplia. Una de ellas es poder hacer trekking y rappel en el Salto del Tabaquillo,  una cascada de agua de 18 metros de altura que se encuentra remontando la quebrada del arroyo El Molino durante una hora y media de intensa caminata.

A 10 kilómetros de la villa serrana se encuentra el Corredor de los Comechingones, otro lugar con varias opciones de trekking como la Ecosenda de los Sentidos. Además, un lugar que no podes dejar de visitar es Carpintería, uno de los pueblos más lindos y tranquilos que vas a poder conocer. Otro atractivo ideal para pasarla bien con la familia es el Dique Piscu Yaco, el cual queda ubicado a poco más de 25 km de la ciudad.

Mirador del Sol es un lugar al que vas a poder llegar más rápido si tenes vehículo propio. De lo contrario es recomendable atravesar la reserva por dentro y salir un poco más arriba, mas cerca del Mirador del Águila. Luego es conveniente caminar aproximadamente 45 minutos más por el costado de la ruta.

Por último dos lugares que no pueden faltar en tu vuelta son, por un lado, el Monasterio de Clausura Santa María en la Santísima Trinidad, habitado por monjas que montan una “guarda santa”, viviendo en silencio y aisladas del exterior. Queda a unos 4 kilómetros de Cerro de Oro, siguiendo por la calle de tierra que viste en la foto anterior. Si sos creyente, te va a gustar conocerlo y, si no lo sos, darse una vuelta te servirá para relajarte. Por otro lado, Alfarería Cerro de Oro permite ser testigo del trabajo de Salvador, quien tiene su taller en donde realiza artesanías y desarrolla su oficio de alfarero.

Encontra alojamientos increíbles en Villa de Merlo y reservá.

Entradas relacionadas

Dejanos tu comentario